lunes, 9 de febrero de 2015

Ataque de abejas


Primero nos solidarizamos con aquellos que sufrieron el ataque de abejas; esperamos que ya hoy todos estén bien y superando el evento. 



Segundo agradecemos públicamente a los bomberos siempre tan invisibilizados en las comunidades hasta que algo ocurre y somos testigo que ellos no sólo tienen: el conocimiento, los equipos, sino también la disposición de arriesgarlo todo por aquellas personas que estén en peligro. g.a.D. ayer les pude agradecer personalmente y ellos con esa humildad de los GRANDES que siempre tienen una sonrisa me dijeron: con mucho gusto señora, mientras se seguían quitando sus trajes.  Pero siempre es bueno hacer el agradecimiento público.




Y por último, no puedo dejar de aprovechar para hacer campaña sobre uno de los temas que atañen a una comunidad organizada: ante las diversas eventualidades que pueden ocurrir sería óptimo que un grupo de vecinos tuviésemos mapeado el residencial con las casas en las que hay adultos mayores, personas con capacidades disminuidas y mascotas que en un momento dado pueden requerir apoyo para superar una desastre natural, huir o refugiarse. A mi manera de ver un plan de acción en momento de crisis puede evitar sufrimientos innecesariamente justificados por desconocimiento de aquellos que pudieron hacer algo.  Es una humilde exhortación a: “prepararnos para lo peor esperando siempre lo mejor.“